Cómo decorar comida para niños

Valora este artículo
(3 votos)
Enviar a meneame.net
Compartir por Email

Comida para niños

A menudo, la hora de comer se vuelve un momento difícil y lleno de conflictos. Para evitarlo, no hay nada mejor que aprender algunos sencillos trucos para saber cómo decorar la comida de tus niños.

A todos nos apetece más la comida cuando tiene un buen aspecto. Es lógico que a los niños les ocurra lo mismo. A esto hay que añadir que, para ellos, la mayoría de los sabores son nuevos.
Aprender unos sencillos trucos para la presentación de los platos hará que probar algo nuevo sea mucho más agradable y divertido, con lo que aumentarán notablemente nuestras posibilidades de éxito.

Nada mejor que echarle imaginación al asunto y ponerle un poco de paciencia y cariño. No es necesario que cambiemos nuestra dieta, porque con lo que tenemos en casa es suficiente para decorar la comida de nuestros hijos de una manera original y divertida.

Aprovecha para introducir nuevos alimentos que tus hijos no hayan probado. Te sorprenderá lo que les gustan. No te preocupes si no aciertas la primera vez. Sigue intentándolo, algún día lo conseguirás.
Hazte con unos biberones de plástico para salsas (tomate, mayonesa, yogur, kétchup...). Estos botes de plástico se lavan en el lavavajillas, y su boquilla te permitirá afinar más el trazo para pintar bigotes, pelo o lunares.
Puedes usar un pelador de patatas para cortar tiras finitas de zanahoria o manzana, por ejemplo. Con ellos podrás hacer figuras sencillas para rellenar (una gallina, un payaso, una flor). Te damos algunas ideas:

  1. Prepárale una tostada de cuento: pon una loncha de queso sobre el pan de molde. Encima, pon una rodaja de mortadela cortada en forma de triángulo. Usa maíz dulce, una aceituna y medio tomatito para adornar el resto. Corta una zanahoria en hilos para el pelo y la cara.
  2. Prepara una casita de zanahoria hecha de arroz blanco. Rellena el tejado de rodajitas de salchicha, por ejemplo, y usa unos guisantes o unas judías cortadas en tiras para simular la hierba. Decora el resto con un biberón de salsa de tomate.
  3. Si quieres hacerlo con fruta, prueba con las rodajas de plátano y fresa. También puedes hacer unos barquitos de fresa (las cortamos transversalmente) sobre yogur. Decóralas con un poco de sirope.
  4. El arroz en blanco y el puré de patatas son muy moldeables. Puedes poner el arroz en pequeños moldes cubiertos de aceite para darles forma. Para el puré de patatas el tenedor será más cómodo.
  5. Prepara unas montañas de puré de patatas y cúbrelas con arbolitos de brécol. Para que les guste aún más, podemos cubrirlos con una fina capa de queso rallado en polvo.

Las rodajas de huevo cocido o las aceitunas son estupendas para decorar comida para niños. Puedes usar huevos de codorniz para decorar la merienda con unos simpáticos ratoncitos, usando unas rodajas de zanahoria como orejas y una tira de jamón cocido como cola.
 decorar comida para niños
Los rotuladores comestibles y los utensilios para cortar el pan de molde son accesorios muy útiles para decorar la comida. Puedes darle un toque especial a la fiambrera de tu hijo cortando el pan de su sandwich con la forma de su personaje favorito.
No seas demasiado exigente contigo. Piensa que tu público es muy benevolente y que se sorprenderá con los nuevos platos que decores, aunque a ti no te parezcan gran cosa. En unos días te habrás convertido en toda una artista.
Tanto si comen en casa como en el colegio, saber cómo decorar comida para niños puede convertir las comidas en un momento mucho más agradable y sobre todo, mejorar la alimentación de nuestros hijos.

Visto 5048 veces
Emma

Emma