Cake Pops de chocolate

Valora este artículo
(3 votos)
Enviar a meneame.net
Compartir por Email

Cake Pops de chocolate

Redondos, crujientes, brillantes, dulces y muy sabrosos, los cake pops se han convertido en el dulce de moda en todas las fiestas. Hoy te explicamos cómo darles tu toque especial aprovechando los restos de otros dulces y pasteles.

Si te ha sobrado bizcocho, roscón, brownie, barritas de cereales, magdalenas o galletas, ya tienes el ingrediente más importante de tus cake pops.

Y es que esta deliciosa receta, ideal para cumpleaños, se prepara aprovechando los trozos de bizcocho que te sobran cuando haces una tarta, con esas magdalenas que horneaste hace unos días y que se van a estropear o con esas galletas que sobraron del café.

Ingredientes

500 gr de bizcocho, galletas, roscón o magdalenas

200 gr de queso de untar tipo Philadelphia

50 gr de cacao en polvo

50gr de azúcar

400 gr de chocolate fondant

Palitos redondos

Preparación

Los cake pops son muy sencillos de hacer, tanto que tus propios hijos pueden incluso prepararlos solos. Aprovecha esta receta, sin horno ni fuego, para que le pierdan el miedo a la cocina:

  1. Pon en un bol el bizcocho, las magdalenas, las galletas…Cake Pops de chocolate
  2. Desmenúzalos con las manos, de manera uniforme.
  3. Agrega el queso fresco, el cacao y el azúcar, y mézclalo todo bien hasta formar una pasta similar a la plastilina.
  4. Agrega aquí tus ingredientes favoritos o tu toque personal: fresas deshidratadas, pasas, nueces, avellanas, arándanos secos, una pizca de canela, un chorrito de licor, unas gotas de chocolate… Intégralos bien en la mezcla.
  5. Prepara bolitas redondas del tamaño de una ciruela.Cake Pops de chocolate
  6. Ponlas en la nevera, durante una hora más o menos, hasta que se endurezcan.
  7. Mientras tanto, prepara un soporte para tus cake pops con un trozo de corcho blanco. Puedes forrarlo de papel de seda y luego cubrirlo con papel film.
  8. Funde el chocolate con un poquito de agua. Puedes hacerlo al baño maría o en el microondas, a baja potencia y removiéndolo cada 15 segundos.
  9. Moja el extremo de un palito en chocolate y húndelo en un cake pop hasta la mitad. Haz lo mismo con el resto.
  10. Vuelve a calentar el chocolate y baña los cake pops sujetándolos por el palito. Si queréis adornarlos con virutas, crocanti, confeti comestible…, este es el momento adecuado.
  11. Ponlos en el soporte de corcho blanco e introdúcelos en la nevera hasta el momento de servirlos.

¡Quién iba a decirte que los cake pops eran tan baratos y, a la vez, sencillos de hacer! Para tus fiestas, para tus cenas, para llevártelos de picnic…, estas crujientes bolitas de chocolate son perfectas para cualquier ocasión. Así que, no pierdas más tiempo y pon a tus pequeños chefs a preparar esta sencilla y deliciosa receta.

Visto 2045 veces
Emma

Emma