Cómo bañar a mi bebé

Valora este artículo
(1 Voto)
Enviar a meneame.net
Compartir por Email

Cómo bañar a un bebé

El momento del baño en bebés puede llegar a ser uno de los más placenteros del día, tanto para la madre como para su pequeño. Para que esto ocurra así, no está de más que conozcas unos pequeños detalles que harán que los dos disfrutéis como patos en el agua.

¿Qué necesito?

En primer lugar, una bañera. Dispones de modelos muy diferentes en el mercado. Todas intentan hacer más cómodo y placentero el momento del baño de los bebés.

El modelo más común es la bañera plegable que puedes colocar en el baño o en el dormitorio, pero también puedes hacerte con una bañera cubo, una cubeta adaptable a la bañera o incluso la bañera flor de Blooming Bath, que puedes adaptar a tu lavabo.Cómo bañar a mi bebé

Usa un gel de bebé y una esponja natural. Son mucho más suaves y cuidadosos con la delicada piel de tu bebé.

Para la cara debes usar una toallita suave, y si usas champú compra uno especial para bebés.

Cómo bañar a mi bebéTambién necesitarás:

  1. Termómetro para comprobar la temperatura del agua.
  2. Cepillo suave para el pelo.
  3. Toalla suave, más cómoda con capucha.
  4. Lociones para después del baño.
  5. Algodón para limpiar sus ojos y oídos.

El primer baño de mi bebé

Puedes bañar a tu bebé desde recién nacido, aunque tendrás que hacerlo de manera más cuidadosa para evitar que el cordón umbilical se moje demasiado:

  1. Prepara la bañera con agua suficiente para enjuagarlo, pero no hace falta que lo sumerjas.
  2. Sujétalo con un brazo sobre el agua y usa la esponja para limpiarlo, intentando que la zona del cordón se mantenga lo más seca posible.
  3. Sécalo suavemente y cambia la gasa del cordón.Cómo bañar a mi bebé

Una vez que el cordón umbilical se haya caído podrás llenar un poco más la bañera y sumergirlo en el agua; será más fácil sujetarlo y el bebé comenzará pronto a chapotear y jugar.

Mejor por la noche

Bañar a tu bebé antes de dormir te ayudará a crear hábitos de descanso y su sueño será más placentero.

Prepara todo lo que necesites para el baño diario del bebé antes de desnudarlo:

  1. La temperatura de la habitación donde vas a bañar al bebé debe estar entre 22º y 25º.
  2. Comprueba que la temperatura del agua esté entre 35º y 37º justo antes de bañarlo.
  3. Asegúrate de que todo lo que necesites lo tengas a mano: gel de bebé, esponja, toalla.
  4. Viste al bebé en la misma habitación donde lo has bañado.
  5. Ten a mano la ropa, el pañal y la loción de bebé.
  6. Si vas a vestirlo en otra habitación, comprueba que la temperatura sea la misma y no dejes que tu bebé sufra cambios bruscos de temperatura o corrientes de aire al trasladarlo.

Cómo bañar a mi bebéSostén al bebé con firmeza y suavidad, colocando su cabeza sobre tu antebrazo y sujetando su cadera con la mano. Usa la otra mano para enjabonarlo, aclararlo y alcanzar el gel de bebé o la toalla.

Limpia su cara con la toalla mojada y usa un algodón húmedo para cada mejilla, arrastrándolo delicadamente desde el lagrimal hacia fuera.

Aplica un poco de gel de bebé en la esponja y enjabónale el pelo suavemente y con cuidado. Enjabona el resto de su cuerpo y usa la esponja para aclararlo.

Envuélvelo en la toalla y sécalo con suavidad, poniendo especial atención en los pliegues, donde pueden quedar algunos restos de agua.

Una vez seco, usa la loción de bebé para darle un suave masaje que hidratará su piel y lo relajará aún más.

Tómate tu tiempo y disfruta con calma de este momento. Más allá de la higiene del bebé, el baño en bebés supone un momento de descubrimiento sensorial y relax. Los olores, la sensación de estar de nuevo flotando en el agua y tus caricias le harán recordar y descubrir nuevas sensaciones.

 

Visto 3115 veces
Emma

Emma