Masaje Shantala para bebés

Valora este artículo
(1 Voto)
Enviar a meneame.net
Compartir por Email

Masaje Shantala para bebés

Natural, terapéutico y tan estimulante como una caricia: es el masaje Shantala. Está lleno de beneficios y es el mejor modo de dar todo tu cariño a tu pequeño. Te contamos todo sobre este masaje para bebés.

El masaje Shantala llegó de la India de la mano del Doctor Leboyer, obstetra francés conocido por ser acérrimo defensor del parto sin violencia.

Mientras paseaba por Calcuta, vio a una joven madre masajeando suavemente a su bebé. El médico no dudó en preguntar a Shantala sobre sus movimientos suaves y melódicos. Este masaje para bebés le pareció tan beneficioso y saludable, que en 1977 comenzó a introducirlo con gran éxito en Europa.

El masaje Shantala es una técnica milenaria que se practica en India desde tiempos ancestrales. Forma parte del cuidado diario del bebé del mismo modo que su alimentación e higiene. Además, supone un modo natural de dar cariño a los pequeños, estrechando y fortaleciendo los lazos entre madre e hijo.

Ventajas del masaje Shantala

El fundamento del masaje Shantala es estimular el desarrollo de todos los sentidos del bebé por medio de un masaje suave con aceites naturales.

El contacto de tus manos, el suave sonido de tu voz, el aroma del aceite, el esperado momento del masaje para el bebé… son sensaciones que despiertan y estimulan su inteligencia.

Además, el masaje Shantala, es muy beneficioso para la salud y el desarrollo del bebé:

  1. Mejora su capacidad pulmonar.
  2. Activa su sistema inmunológico y sus defensas.
  3. Mejora el funcionamiento del sistema circulatorio.
  4. Alivia los cólicos del lactante y facilita las digestiones.
  5. Mejora su calidad de sueño.
  6. Fortalece e hidrata la piel del bebé.

Los beneficios del masaje Shantala son para madres e hijos ya que, además de reforzar vuestros vínculos, mejorará tu autoconfianza y tu estado anímico después del parto.

Cómo hacer un masaje Shantala

Hacer un masaje Shantala es tan sencillo como natural. Lo más importante es tomarlo como un hábito y realizarlo siempre a la misma hora, como después del baño o antes de dormir.

Es fundamental utilizar aceites naturales para el masaje, y hacerlo en una habitación tranquila y caldeada para que el bebé no tenga frío.

El masaje Shantala es muy fácil y cualquier madre puede dárselo a su bebé. De hecho, estos masajes para bebés son más un ritual de caricias que un masaje propiamente dicho.

  1. Coloca al bebé sobre tus piernas de modo que mantengáis el máximo contacto físico. Aplica el aceite sobre tus manos y extiéndelo suavemente sobre su piel.
  2. Comienza con el rostro: haz movimientos suaves desde el dentro de su cara hacia el exterior, manteniendo siempre el contacto visual y hablándole de manera calmada y apacible.
  3. Continúa con estos movimientos en el pecho y los brazos, siempre desde el centro hacia afuera.
  4. Masajea suavemente la barriga del bebé con movimientos circulares en el sentido contrario a las agujas del reloj. Esta parte del masaje es especialmente beneficiosa para su sistema digestivo.
  5. Masajea la espalda del mismo modo que el pecho, y termina con las piernas, aplicando el aceite desde el muslo hasta el talón.

Puedes aprender más sobre este masaje para bebés en las asociaciones de apoyo a la lactancia. Pregunta a tu matrona o pediatra sobre los cursos de masaje infantil que suelen organizarse.

El masaje infantil proporciona múltiples beneficios al recién nacido. El masaje Shantala es un arte milenario con resultados más que probados. Mejora tu salud y la de tu hijo con los masajes para bebés: son la mejor forma de dar amor a tu pequeño.

Visto 1977 veces
Emma

Emma

Más artículos en esta categoría: « Cómo elegir guardería Estimula a tu bebé »