Estimula a tu bebé

Valora este artículo
(1 Voto)
Enviar a meneame.net
Compartir por Email

Estimula a tu bebé

La estimulación temprana es fundamental para tu bebé, y es importante comenzar cuanto antes. No pierdas más tiempo y toma nota de nuestros consejos para que tu pequeño crezca desarrollando todos sus sentidos de la mejor manera.

La estimulación temprana es el mejor método para conseguir que las facultades y capacidades de los bebés se desarrollen en plenitud de condiciones. Desde su nacimiento y hasta los 6 años, la estimulación cognitiva puede solucionar muchas de sus dificultades y mejorar sus aptitudes para crear, escuchar, expresarse o razonar.

¿Por qué es tan importante la estimulación temprana?

El desarrollo del bebé tiene, a nivel cerebral, dos momentos únicos e irrepetibles a lo largo de su vida:

  1. Desde su nacimiento y hasta los 3 meses, el cerebro de los bebés tiene una mayor plasticidad cerebral. Esto significa que si tu hijo tiene alguna carencia, como el habla o el oído, el resto del cerebro es capaz de adaptarse para realizar esa función. Por eso, es tan importante iniciar la estimulación temprana cuanto antes.
  2. De 3 meses a 6 años. La plasticidad cerebral se sustituye por plasticidad neuronal, lo que se traduce en una mayor capacidad del cerebro para interactuar con el entorno y crear conexiones entre sus neuronas.

Es por este motivo que los niños tienen, en esta etapa, una facilidad asombrosa para aprender cosas nuevas.

Estimulación temprana del bebé

Para que el desarrollo del bebé se produzca de manera equilibrada, la estimulación cognitiva de tu hijo debe comenzar desde su nacimiento y abarcar todos sus sentidos:

  1. La Movilidad. La capacidad de tu bebé para moverse y familiarizarse con su cuerpo es clave a la hora de relacionarse con su entorno.
    Los masajes y juegos con tu bebé mientras le vistes o durante el baño son una manera fantástica de estimularlo e interactuar con el resto de sus sentidos. Cámbialo de postura a menudo y favorece su movilidad para que sostenga el cuello, se voltee, gatee, empiece a caminar…
  2. La vista. Mostrarle objetos de colores brillantes que se mueven, hablarle y sonreírle, llevarle de paseo… son actos cotidianos que mejorarán la capacidad visual de tu bebé.
    A medida que crece, su visión le permitirá reconocer objetos familiares e incluso los colores, para lo que puedes utilizar juguetes apropiados para la edad de tu hijo, que contribuirán de manera positiva a su estimulación precoz.
  3. El oído. Háblale, cántale, ponle música, mueve sus manos al ritmo de la música o ponle un sonajero en la muñeca.
    Explícale de dónde provienen los sonidos para que aprenda a identificarlos, imítalos o verbalízalos (guau, miau, ring…)
  4. El tacto. Ofrécele objetos de diferentes colores, tamaños y texturas para jugar, hazle cosquillas con una pluma, un masaje con aceite después del baño…
  5. El habla. Hablar y cantar a tu bebé mientras te mira es el mejor método para estimular sus capacidades comunicativas. Háblale con cariño, atiende sus llantos con paciencia y alégrate con sus progresos.
  6. El olfato. Los olores que rodean a tu bebé son el mejor modo de estimulación temprana de este sentido que tanto tiene que ver con la memoria, el humor o el apetito. Para esto, el masaje Shantala es perfecto para reforzar vuestros vínculos y asociar los aromas a sensaciones placenteras.

Como puedes ver, interactuar con tu bebé desde el cariño es el método más natural de estimulación cognitiva, especialmente hasta los 3 meses.

A partir de ahí, el desarrollo del bebé se enfoca más hacia la adquisición de habilidades y conocimientos. Además, tu hijo estará más abierto a nuevos estímulos, lo que te permitirá ampliar horizontes y aplicar estos consejos al mundo exterior.

Empezar a caminar, probar nuevos sabores, comunicarse con los demás, relacionarse con su entorno… la estimulación precoz incluye observar sus dificultades y potenciar sus habilidades ayudándole a conseguir nuevos retos con paciencia y cariño.

La estimulación temprana es clave para solventar las carencias y mejorar las capacidades de los bebés. No esperes más y empieza ya a aplicar nuestros consejos sobre estimulación cognitiva para el desarrollo del bebé; nunca es demasiado pronto para prepararle para el futuro.

Visto 1653 veces
Emma

Emma