El bebé a los seis meses

Valora este artículo
(1 Voto)
Enviar a meneame.net
Compartir por Email

El bebé a los seis meses

El bebé a los seis meses está cada vez más despierto y atento al mundo exterior. Sus sentidos se desarrollan más rápido y ahora no sólo reconocerá el rostro de mamá, sino también el del resto de sus conocidos. Atiende a sus voces y sabe a quién pertenecen.

El bebé a los seis meses ya es capaz de exteriorizar sus sentimientos y mostrará su alegría o su disgusto con sus gestos, cada vez más expresivos.

Su vista también alcanzará objetos más lejanos que intentará conseguir. Las texturas y los colores de las cosas le llamarán la atención especialmente y empezará a situar los juguetes en el espacio, alcanzándolos más fácilmente.

Escucharás las primeras sílabas de boca de tu bebé. Las usará para llamar tu atención, pero también para jugar y oír su propia voz. La música lo calmará y le sorprenderán sonidos cotidianos, que pronto imitará.

La habilidad de sus extremidades también ha mejorado con respecto al bebé de cuatro meses. El bebé a los seis meses ya se mantiene sentado y es capaz de sujetarse sobre una mano mientras que con la otra intenta alcanzar algún juguete. También empieza a sostenerse sobre las rodillas, el primer paso para arrastrarse y gatear. Ten cuidado cuando lo dejes en el cambiador, porque ya es capaz de darse la vuelta por sí solo y puede llegar a caerse si no estás atenta.

El bebé a los seis meses comienza también a sostenerse sobre las palmas de las manos, sujetando y jugando con los objetos con ambas manos abiertas. Pronto comenzará a llevárselos a la boca y a pasárselos de una mano a la otra.

Si no lo han hecho ya, los primeros dientes del bebé harán su aparición pronto. La alimentación del bebé incluirá las papillas de frutas y verduras. A partir de los seis meses y medio comienza la introducción de la carne (40 gr de pollo), y a los siete meses podrás comenzar a darle pequeños trocitos de jamón de york.

El sistema inmunitario de tu bebé a esta edad también se habrá desarrollado lo suficiente para no tener que utilizar el esterilizador tan a menudo. Pronto comenzará a llevárselo todo a la boca, así que vigílalo con atención y mantén sus manos y juguetes limpios.

Tu bebé de seis meses se sorprenderá habitualmente igual que tú al ver sus progresos. Disfruta de esta etapa tan gratificante para los dos.

Visto 2289 veces
Emma

Emma