Qué tienes que saber a la hora de publicar fotos de tus hijos en las redes

Valora este artículo
(1 Voto)
Enviar a meneame.net
Compartir por Email

Las redes sociales se han convertido ya en parte de nuestras vidas, y nuestro concepto de la privacidad ha cambiado sustancialmente. Sin embargo, cuando hay menores de por medio, tenemos que estar alerta. Te explicamos cómo publicar en internet las fotos de tus hijos sin miedo a sorpresas desagradables.

A pesar de que hay ciertos peligros en la red, esto no significa que tengas que cerrar todas tus cuentas y eliminar todas tus fotos de Internet. Sigue estos sencillos consejos y asegurarás que lo que publiques no te perjudicará ni a ti ni a tus hijos:

1.    Antes de publicar una imagen en tus redes sociales, reflexiona sobre si es conveniente que lo hagas. Seguro que más de una vez te has sentido avergonzada con las fotos de tu infancia; no cometas el mismo error que tu madre haciendo públicas imágenes que a la larga podrían avergonzar a tus hijos.

2.    Comprueba quién puede ver la foto antes de publicarla. Hay muchos modos de restringir a las personas que pueden acceder a determinada información de tu perfil, así que tómate tu tiempo para seleccionar aquellas personas que son realmente de tu confianza y el contenido que quieres compartir con cada uno de tus contactos.

3.    Asegúrate de que los que te rodean respetan la privacidad de tu hijo: haz saber a tus amigos y allegados que no deseas que se publiquen imágenes de tu hijo en internet sin tu permiso.

4.    Algunas redes sociales son una novedad para los usuarios más inexpertos de internet: enseña a tus padres a restringir quién puede ver las fotos que ellos mismos publican de tus hijos.

5.    No etiquetes sus imágenes: así serán anónimas y más difíciles de rastrear.

6.    Desactiva el GPS de tu móvil y no proporciones información sobre tu domicilio o la localización de tu familia.

7.    No publiques fotos de tus hijos, aunque se trate de tus círculos más íntimos, que incluyan información sobre sus costumbres o su localización. Camisetas de equipos infantiles, fotos en la puerta del colegio, uniformes o matrículas de coche pueden revelar más información de la que te gustaría.

8.    No incluyas su nombre completo ni proporciones información que pueda comprometerles en los comentarios, como cuándo están solos, qué trayectos hacen regularmente o qué parque frecuentan.

9.    Por mucho que las protejas, las fotos de tus hijos se convierten prácticamente en públicas en el momento en que las subes a Internet: nadie puede garantizarte que desaparezcan de la red por mucho que lo intentes.
Si no quieres renunciar a compartir esos momentos irrepetibles con tu círculo más íntimo de familiares y amigos, puedes enviarles un correo electrónico, mucho más seguro y fácil de restringir.

10.    Rastrea la información e imágenes que hay disponibles de tu familia en la red y elimínala, es probable que te lleves alguna sorpresa.

11.    Ten cuidado cuando tu hijo utilice tu móvil. Los niños se sienten especialmente atraídos por las aplicaciones más comprometidas de tu móvil, especialmente los servicios de mensajería y las redes sociales que más utilizas.
Restríngelo con una aplicación de seguridad para niños y evitarás que envíen voz, fotos o video a todos tus contactos, comprometiendo tu intimidad, como ya le ocurrió a más de una celebrity.

12.    Revisa la privacidad de las aplicaciones de tu móvil o Tablet. Algunas aplicaciones, incluso infantiles y de contenido educativo exigen demasiados permisos para actualizarse o instalarse. Una aplicación infantil no necesita permisos adicionales, así que, ante la duda, ni actualices ni instales.

A todos nos gusta presumir de hijos, sobrinos, ahijados o nietos pero, por muy tentados que nos sintamos de mostrar sus fotos a todo el mundo, no olvides estos consejos básicos. Son imprescindibles para mantener a los niños a salvo de los peligros de Internet.

Visto 1160 veces
Nora

Nora