Una mascota en la familia

Valora este artículo
(2 votos)
Enviar a meneame.net
Compartir por Email

Una mascota en la familia

Los beneficios de tener una mascota en la familia son tantos que sus inconvenientes te parecerán una nimiedad. ¡A los niños les encantan!.  Son sus inseparables compañeros de juegos y además, les enseñan a asumir nuevas responsabilidades y tareas. Hoy te contaremos todo lo que necesitas saber para disfrutar de un animal de compañía en casa.

Las mascotas han formado parte de las familias desde el pasado, remontándonos a los orígenes de las primeras poblaciones. Los animales domésticos, han sido siempre compañeros fieles del hombre, ayudándolos en sus tareas, protegiéndolos o simplemente acompañándolos en sus momentos de soledad.

Beneficios de los animales

Los animales de compañía, sobre todo cuando hay niños pequeños, son como un miembro más de la familia.

Mascotas como perros y gatos se convierten en animales protectores y paternales con los más pequeños de la casa, y aunque su carácter sea más bien tranquilo, se vuelven juguetones y extremadamente pacientes para acompañarlos en sus juegos.

Los animales domésticos permiten a los niños expresar sus sentimientos en cada momento. Son extremadamente tolerantes con sus caprichos y sus mejores confesores. Crecen juntos y se cuidan mutuamente, creando vínculos entre ellos y aprendiendo el valor de la amistad, la lealtad, la solidaridad, el cariño, el compañerismo...Una mascota en la familiaLos animales domésticos los ayudan a sentirse más cerca de la naturaleza; también, de su propia familia, ya que las mascotas ejercen un nexo de unión entre sus miembros mejorando la convivencia entre ellos.

Los niños con mascota suelen hacer más ejercicio y están más sanos que los niños que no las tienen, ya que su sistema inmunológico y cardiaco es más fuerte y enferman menos. Además, cuando se encargan de su cuidado, son más autónomos y responsables. Tienen una actitud más positiva y mayor confianza en ellos mismos.Una mascota en la familia

Consejos para familias con mascotas

Los animales de compañía son uno de los regalos más beneficiosos que puedes hacer a un niño, aunque hay que tener en cuenta varias cuestiones para hacerlo correctamente.

En primer lugar, debemos ser conscientes de que las mascotas no son juguetes sino compañeros de juego, y así deben entenderlo los niños también. Tanto si se trata de un perro, un gato, un pájaro, pez, anfibio o reptil, debemos enseñar al niño cómo cuidarlo y cómo atender sus necesidades.Una mascota en la familia

Nosotros también debemos estar preparados para hacer algunos sacrificios y tener suficiente información sobre los animales, para escoger la mascota que mejor se adapte a nuestro ritmo de vida: si le gusta correr, si necesita cuidados diarios, si necesita aparearse, si ensucia mucho, si le gustan los niños... Encontrarás información muy útil sobre animales, veterinarios, productos y servicios en Mascotamigos y la página de la Asociación Nacional de Amigos de los Animales (ANAA).

Piénsalo bien antes de decidirte. Debes conocer primero sus necesidades y costumbres para escoger el animal de compañía que mejor se adapte al espacio en el que va a vivir y el tiempo del que dispones para que se sienta a gusto en su nuevo hogar.

Si estáis poco en casa será mejor decidirse por un gato, un hámster, un conejo o unos peces: son fáciles de cuidar y son bastante independientes.Una mascota en la familia

Si pasáis mucho tiempo en casa y disponéis de espacio suficiente, adoptar un perro puede ser una buena opción, ya que podrás educar y concienciar a tus hijos mientras disfrutáis de una mascota agradecida y muy fiel. En la página de la Real Sociedad Canina de España encontraréis información concreta sobre las necesidades de cada raza de perro.Una mascota en la familiaSi se trata de un cachorro, el niño podrá participar directamente de su evolución y su crecimiento, lo que hará que sea mucho más fácil que la mascota se adapte a su nuevo hogar.

Enseña a los niños que la mascota es uno más de la familia, sus necesidades específicas y la importancia de atenderlas para que el animal esté sano y feliz.

Establece unos horarios y adjudica las tareas relacionadas con la mascota a los niños. Acompáñalo, si tu hijo es aún muy pequeño para hacerlo solo, pero con el objetivo de que acabe haciéndolo él y no tú. Esta rutina le enseñará a asumir responsabilidades y a hacer sacrificios, reforzará sus lazos familiares y le hará más autónomo.

Tu veterinario se encargará de tramitar la documentación de tu mascota, vigilará su salud y te recomendará los alimentos para mascotas más adecuados. Acude regularmente a tu clínica veterinaria, adminístrale las vacunas correspondientes y controla la natalidad de tu mascota para evitar sorpresas desagradables.Una mascota en la familia

Para quedarte más tranquila, contrata un seguro para mascotas. Este tipo de seguros no son sólo para perros peligrosos. Los seguros para mascotas ofrecen asistencia sanitaria si tu animal de compañía enferma, sufre un accidente o tiene una pelea.Una mascota en la familia

Además, también te cubre en caso de robo, pérdida, incineración o responsabilidad civil. Suelen incluir otras prestaciones como teléfono de orientación veterinaria de urgencias, asistencia jurídica, información sobre viajes al extranjero...

Si vas a hacer un regalo, asegúrate de que la familia realmente desea hacerse cargo de esa responsabilidad e infórmate sobre la adopción. Asegúrate también de que quien va a recibir la mascota va a encargarse de ella de manera correcta y responsable.Una mascota en la familia

Las mascotas nos hacen felices, nos preocupan, forman parte de la familia, son excelentes para que no nos sintamos nunca solos... Son los niños, sin duda, los grandes beneficiarios de esta adquisición. Cuidar y alimentar a su animal de compañía ayudará a tu hijo a convertirse en un adulto más responsable y, seguramente, también más sano y feliz.

Visto 1819 veces
Emma

Emma

Más artículos en esta categoría: « ¡Feliz Cumpleaños! Reduce gastos »