La conciliación familiar: cómo trabajar y ser madre a la vez

Valora este artículo
(2 votos)
Enviar a meneame.net
Compartir por Email

Conciliar la maternidad con el trabajo no es una tarea sencilla. Es fundamental hacerlo bien para crear un espacio cómodo y saludable para padres e hijos. Combinar el trabajo con la maternidad será más fácil con un poco de ayuda.

Pocas familias pueden permitirse hoy en día prescindir de los ingresos de alguno de los progenitores, sobre todo en el caso de la familia monoparental.

Tras la baja maternal, tanto la madre como el padre pueden optar a una reducción de jornada por guarda legal. Es una solución bastante útil, ya que te permite reducir tu jornada diaria de trabajo entre la mitad y la octava parte. Disponer de más tiempo para ocuparte de tus hijos es el objetivo principal de esta medida.

El teletrabajo es una opción cada vez más extendida entre las grandes empresas. El avance de las tecnologías permite que muchos oficios puedan desempeñarse desde tu propia casa, acudiendo al centro de trabajo un par de días a la semana. Este tipo de trabajos te dan más libertad para organizar tus horarios, aunque deberás mantenerte firme para cumplirlos y dedicar a cada tarea el tiempo que le corresponde, manteniendo familia y trabajo separados y en armonía.

Los abuelos, si los tienes cerca, pueden convertirse en tu gran aliado dentro y fuera de tu horario de trabajo. No te sientas culpable por dejar a los niños con sus abuelos: a ambos les sentará genial pasar tiempo juntos, y a ti te sorprenderá ver lo bien que se lo pasan ellos y todo lo que tú puedes hacer en ese tiempo.

Si vas a dejar a tu bebé en la guardería o con una cuidadora, hazlo con tiempo y escoge la que mejor se adapte a tu horario y tus necesidades, pero ten en cuenta también que sea de tu confianza.

Reparte las tareas del hogar entre los miembros de la familia y en diferentes días de la semana. Si no planificas y asignas tareas, seguramente acabarás haciéndolo tú todo. Recuerda que todos pueden colaborar en algo mientras aprenden, hasta los más pequeños de la casa: el trabajo en equipo hará más fácil que puedas combinar tu trabajo con tu labor de madre.

La conciliación familiar intenta establecer un equilibrio entre la vida familiar y la vida laboral. No es una tarea fácil, pero si te organizas bien verás cómo tu vida familiar te dará más satisfacciones cada día, mientras te adaptas a la vuelta al trabajo.

Visto 1106 veces
Sara

Sara