La hiperactividad en los niños

Valora este artículo
(1 Voto)
Enviar a meneame.net
Compartir por Email

La hiperactividad en los niños

La hiperactividad en los niños es un trastorno en la conducta, que generalamente va asociado a la disminución o falta de atención, aunque no necesariamente, y dificulta las labores de aprendizaje, caracterizándolos por ser más impulsivos, inquietos e irreflexivos.

Es más frecuente en varones, y es el diagnóstico definitivo en más del treinta por ciento de las consultas psiquiátricas infantiles. Es importante que se detecte cuanto antes, para poner solución terapéutica y elaborar un plan específico que permita mejorar su calidad de vida y sus resultados académicos. Aunque aún no se conocen sus causas, parece bastante claro que el factor genético es el más importante.

La hiperactividad en niños es muy sensible a la medicación, pero será tu psiquiatra infantil quien te oriente acerca de la mejor manera de enfrentarte a este trastorno. Es importante que conozcas las características del caso concreto de tu hijo, ya que cada caso es diferente y necesita un tratamiento específico.

La hiperactividad en niños es difícil de diagnosticar, ya que unos malos resultados académicos no siempre indican que se trate de éste y no de otro trastorno o problema de aprendizaje. Tienen que darse también otros factores que tu psiquiatra infantil evaluará por medio de varios test específicos que le ayudarán a conocer mejor las dificultades concretas de tu hijo.

Existe una gran controversia acerca de este trastorno y su posible tratamiento. Muchos científicos consideran que la hiperactividad en niños no es una enfermedad, trastorno o deficiencia, sino un desequilibrio o rasgo diferencial del cerebro que hace que los niños hiperactivos sean más activos, impulsivos e inquietos; pero también más valientes y creativos.

Es muy importante la comunicación con los profesores de tu hijo para mejorar no sólo sus resultados académicos, sino también su relación con el entorno y consigo mismo.

La hiperactividad en niños no tiene por qué generar más frustraciones. Un plan específico, comprensión y paciencia mejorarán su calidad de vida y los ayudarán a sacar lo mejor de sí mismos.

Visto 812 veces
Carol

Carol