Cómo detectar problemas en la vista de tus hijos

Valora este artículo
(3 votos)
Enviar a meneame.net
Compartir por Email

Cómo detectar problemas en la vista de tus hijos

Los problemas de la vista en los niños son más difíciles de descubrir que en los adultos. Un correcto desarrollo de la visión del bebé y prestar atención a algunos síntomas, pueden ayudarnos a detectar algunos problemas visuales en los niños, que de otro modo podrían pasar inadvertidos.

Si observas alguna anomalía en el desarrollo de la visión de tu bebé, debes comentárselo a tu pediatra para que él valore una posible visita al oftalmólogo infantil. Según la Asociación Madrileña de Pediatría de Atención Primaria, el comportamiento visual del bebé debería ser:

  1. Primer mes: observa la cara de su madre y mira un objeto oscilante 90º.
  2. Segundo mes: sigue a una persona que se mueve y sigue un objeto móvil 90º.
  3. Tercer mes: fija, converge, enfoca. Sigue un objeto móvil 180º.
  4. Cuarto mes: sonríe a su imagen en el espejo.
  5. De tres a seis meses: se mira la mano.
  6. Séptimo mes: toca su imagen en el espejo.
  7. Noveno mes: se asoma para ver un objeto.

Tu pediatra será quién revise los ojos del niño para detectar posibles irregularidades, realizando los tests de cribado de ambliopía y de visión estereoscópica, entre otros.

Sin embargo, es importante llevar a los niños al oftalmólogo a partir de los cuatro años para que haga una revisión más exhaustiva y específica de la vista.

Algunos de los síntomas para identificar problemas visuales o enfermedades en los ojos son:

  1. Tuerce los ojos hacia fuera.
  2. Acerca los juguetes o aleja los libros demasiado.
  3. Se queja de dolor de cabeza, especialmente por las noches, sobre todo si está cansado o hay poca luz.
  4. Le pican los ojos, le lagrimean, los tiene enrojecidos, se frota o tiene legañas.
  5. Tuerce la cabeza para leer o para fijar la visión en un punto.
  6. Entrecierra ambos párpados o uno solo.
  7. Le molesta la luz solar o se adapta mal a la oscuridad.

Algunas anomalías, como la ambliopía, sólo tienen tratamiento eficaz en la edad pediátrica, ya que provocan daños permanentes si no se detectan a tiempo. Llevar al pediatra y al oftalmólogo a los niños es fundamental para la detección precoz de los problemas de vista de los niños.

Visto 970 veces
Emma

Emma

Más artículos en esta categoría: « Gastroenteritis infantil El acné juvenil »