Juegos tradicionales infantiles

Valora este artículo
(3 votos)
Enviar a meneame.net
Compartir por Email

Juegos tradicionales infantiles

Cada día es más importante recuperar los juegos tradicionales. El escondite, las canicas, la comba..., son juegos sencillos que ayudan a nuestros hijos a socializarse y a alcanzar un buen desarrollo físico y psíquico.

El ritmo de nuestra vida diaria y, sobre todo, la aparición de las nuevas tecnologías han hecho desaparecer muchos de los juegos infantiles con los que nos divertíamos cuando éramos niños.

Además, cada vez es más difícil que los niños se diviertan jugando en grupo fuera del colegio o en las actividades extraescolares. Tienen muchas opciones para entretenerse, y pocas para jugar en grupo.

Los juegos de grupo son muy importantes para el desarrollo de los niños dentro de la sociedad: suponen un ensayo lúdico que les enseñará a relacionarse con los demás, mejorando su capacidad para resolver conflictos, empatizar con los demás y aprender cosas nuevas. Por eso, los educadores los utilizan a menudo para apoyar sus clases.

Los juegos infantiles más sencillos y más tradicionales fomentan valores muy importantes en los niños y les ayudan a aprender más de su entorno y de sí mismos.

También ejercitan su paciencia y les enseñan a descubrir los procesos o mecanismos más sencillos.Juegos tradicionales infantiles

Os proponemos algunos juegos tradicionales para que vuestros hijos compartan con sus amigos:

Canicas

Estas bolitas de cristal fomentan las habilidades visuales y la destreza. Las canicas tienen muchas variantes que suelen tener que ver siempre con la puntería y la imaginación.

La sillita de la reina

Dos niños cruzan y unen los brazos, formando una silla para pasear al tercero que será el rey o la reina. Éste tendrá que estar atento a no caerse, pues al fin de la canción los porteadores abrirán los brazos y lo soltarán.

La sillita de la reina fomenta el desarrollo psicológico de los roles, los reflejos y la fuerza.

Trompo

Fomenta la competitividad y la destreza, entre otros valores. El trompo se debe cuidar y no perder, algo que también hará que valore las cosas sencillas.

Balón prisionero

El balón prisionero es un juego de grupo que desarrolla los reflejos, la habilidad psicomotriz y las relaciones sociales. Lo pasarán mejor cuantos más niños jueguen, y es muy dinámico.

Escondite inglés

El escondite Inglés es una divertida variante del escondite (al que en nada se le parece). Les hará mejorar en su destreza, concentración y observación, así como en sus habilidades psicomotrices.

Estos son sólo algunos ejemplos de juegos tradicionales infantiles con los que podéis empezar. Hay juegos tradicionales diferentes en cada región. Todos son muy entretenidos y didácticos. Probad y escoged los que más le gusten a vuestros hijos.

Visto 3451 veces
Nora

Nora