¡Oh, blanca Navidad…!

Valora este artículo
(3 votos)
Enviar a meneame.net
Compartir por Email

Ir a la nieve es una buena opción si queremos disfrutar de un momento de ocio en compañía de nuestros pequeños. Tirarse bolas, patinar, hacer muñecos, aprender a esquiar…, jugar será su única preocupación. ¡No te agobies si no sabes ni por dónde empezar! Hoy te contamos todo lo que necesitas saber para organizar tu viaje a la nieve.

A los niños les encanta la nieve, tan blandita y ligera, es perfecta para que se diviertan en un entorno natural en esta época del año. Nuestros peques son más resistentes de lo que tú imaginas, aunque, después de un día entero jugando sobre esta alfombra blanca, acabarán más que cansados.

Para nosotras quedan la organización del viaje, las maletas y la responsabilidad de que todo vaya bien. Tu viaje a la nieve será tan divertido para ti como para los niños con estos consejos:

¿Qué necesito?

¡Oh, blanca Navidad…!Aunque en las estaciones de esquí puedes encontrar todo lo que necesites para la nieve, ahorrarás mucho dinero si haces tus compras por anticipado. Lo más importante es protegerse del frío y del sol:

  1. Ropa interior de algodón transpirable.
  2. Ropa impermeable. Para los bebés son ideales los monos térmicos, y para los mayores los de dos piezas: su interior térmico evita que tengas que ponerles demasiadas prendas que limitarían su movilidad.
  3. Calcetines térmicos.
  4. Botas de nieve, calientes e impermeables.
  5. Gorro y cuello polar que le cubran las orejas. Mucho mejor que la bufanda, que se moja y enreda con facilidad.
  6. Gafas de sol.
  7. Manoplas impermeables.
  8. Crema y labial de protección total.
  9. Una muda extra, porque seguro que al final acabará haciéndote falta.

Escoge ropa adecuada para viajar a la nieve, más ligera y efectiva a la hora de mantener al niño caliente y seco.

También es fundamental que no descuides su alimentación y, sobre todo, su hidratación durante estos días agotadores: ofréceles bebidas calientes a menudo, como sopa, chocolate o leche.

¿A qué jugamos?

Siempre que estén bien abrigados y protegidos, los bebés pueden empezar a jugar en la nieve desde muy pequeños, pero es más adecuado iniciar los juegos de niños en la nieve hacia los dos o tres años. 

Este es, sin duda, el momento ideal para empezar a disfrutar de la nieve en compañia de tus hijos:

  1. Túmbate sobre la nieve para enseñarles a hacer el ángel.
  2. Haced dibujos en la nieve: podéis usar ramas, piedras y hojas para componer vuestro particular collage sobre blanco.¡Oh, blanca Navidad…!
  3. El muñeco es todo un clásico que no puede faltar en vuestro viaje a la nieve, eso sí, no olvides llevarte la zanahoria de casa.
  4. Podéis dar un paseo en trineo, que es muy divertido, aunque si no tenéis uno, podéis utilizar una bolsa de plástico resistente, que también da mucho juego.
  5. Descargad adrenalina con una batalla de bolas de nieve: tus peques se morirán de risa y acabarán extenuados, listos para el descanso.

Los jardines de nieve de las principales estaciones de esquí están especialmente pensados para que los más pequeños se diviertan sin peligros durante su viaje a la nieve.

A partir de los cuatro años ya pueden empezar a practicar algunos deportes de montaña, como esquiar, practicar snowboard o patinaje sobre hielo.

Para ellos, las zonas infantiles disponen de monitores especializados y pistas de hielo o nieve exclusivas para que puedan jugar y aprender seguros.

¿A dónde vamos?

Las estaciones de esquí son el alojamiento en la nieve ideal para practicar deportes de montaña, ya que te alojarás muy cerca de las pistas y disponen de todas las comodidades para niños: jardines de nieve, zonas infantiles, pistas exclusivas, ludotecas, guarderías…

Las casas rurales, las cabañas y los hoteles con encanto también son excelentes alojamientos en la nieve para disfrutar de la tranquilidad y la familiaridad que ofrecen tras un extenuante día de juegos en la nieve con los niños.¡Oh, blanca Navidad…!

Muy cerca de las estaciones de esquí o de las zonas de nieve, organizan actividades, paseos y juegos para que toda la familia disfrute de las vacaciones como si estuviese en casa.

Échale un vistazo a la Guía de Alojamientos en la Naturaleza para disfrutar con niños, te ayudará a escoger el hotel con encanto más adecuado para tus vacaciones.

Tanto si la nieve te visita cada Navidad como si es vuestro primer viaje a la nieve, es importante estar bien preparados para evitar constipados y sorpresas. No te olvides nada en casa y llévate todas las ganas de reírte, porque los juegos para niños en la nieve son especialmente divertidos.

Visto 3734 veces
Nora

Nora

Más artículos en esta categoría: « Esquí para niños Manualidades navideñas »