Pasta fresca casera

Valora este artículo
(2 votos)
Enviar a meneame.net
Compartir por Email

A los niños les encanta la pasta, y si además es casera, les gustará mucho más. Anímate con nuestra receta y podréis preparar deliciosos platos de pasta casera para toda la familia.

La pasta fresca es un alimento nutritivo y muy sano con el que puedes elaborar un sinfín de recetas deliciosas y muy variadas.

Prepararla en casa es tan fácil que incluso podrás hacerlo con los niños: pueden ayudarte a preparar la masa, cortarla, rellenarla… y todo eso mientras aprenden, se alimentan y se lo pasan genial.

Ingredientes

1 huevo por persona

100 gr de harina de trigo por cada huevo

Preparación de la masa

Ponemos la harina en un bol y le agregamos los huevos batidos. Mezclamos bien con una cuchara y terminamos de amasar con las manos.

La masa de la pasta casera es diferente de la masa de pan, más seca y menos elástica:

  1. Si te has pasado con la harina puedes rectificar agregándole un poquito de agua o aceite.
  2. Si la masa está demasiado pegajosa, agrégale un poco de harina hasta que deje de pegarse a tus dedos.

Ahora la pasta está lista para estirarla y cortarla, así que envuélvela en film para que no se reseque mientras montas la máquina o preparas un lugar para amasarla y cortarla.

Estirar y cortar la pasta con máquina

Las máquinas para estirar pasta no son imprescindibles, pero puedes estar segura de que te facilitarán, y mucho, el trabajo. Su precio oscila entre los 15€ y los 40€, y sirven para estirar, cortar e incluso rellenar la pasta fresca.Pasta fresca casera  Si es la primera vez que la utilizas, utiliza un trozo de pasta del tamaño de una ciruela para limpiarla y, de paso, practicar un poco: pásala por el rodillo varias veces y después por los cortadores de la máquina, que ya estará lista para que la utilices:

  1. Espolvorea el rodillo con un poco de harina y ponlo al máximo de su grosor.
  2. Separa un trozo de pasta y pásala por el rodillo.
  3. Dóblala sobre sí misma y pásala otra vez.
  4. Repite esta operación un par de veces.
  5. Pasa la masa, sin doblarla, 2 o tres veces por el rodillo: notarás que ya no se alarga. Resérvala sobre una superficie enharinada.
  6. Haz lo mismo con el resto de la pasta.
  7. Cuando hayas estirado el último trozo, pon los rodillos un punto más estrechos y pasa cada porción 2 o 3 veces, hasta que ya no se estire más.
  8. Repite esta operación hasta que la pasta alcance el grosor deseado.
  9. Espolvorea con harina el cortador que elijas y pasa la pasta por él.

Estirar y cortar la pasta a mano

Pasta fresca casera  Prepara una superficie enharinada y estira la pasta, presionando con el rodillo y pasándolo varias veces, hasta que alcance el grosor deseado.

Para cortar tallarines, espolvorea la masa con un poco de harina y enróscala sobre sí misma. Con un cuchillo bien afilado, corta rodajas finas de pasta. También puedes utilizar un cortapastas regulable, que te será también muy útil para cortar lasaña, pasta rellena o lacitos.Pasta fresca casera  Para preparar lacitos, corta rectángulos de pasta con el cortapastas y pon una gotita de agua en el centro. Haz un par de pliegues y presiona un poco con los dedos. Déjalos que se sequen al aire.

Cómo cocinar la pasta fresca casera

Para cocer espaguetis, lacitos o tallarines, pon agua abundante a hervir con sal y cuece la pasta un par de minutos, menos aún si es muy fina. Su sabor es tan delicioso que un chorro de aceite de oliva virgen y un poco de queso rallado la convertirán en un plato irresistible y muy saciante.

Para preparar lasaña, 15 minutos de horno fuerte deberían ser suficientes para calentar, cocer la pasta y gratinar.

Si quieres animarte con los ravioli, te sorprenderá lo fáciles que son:

1.Prepara el relleno mezclando queso fresco con tu ingrediente favorito: jamón setas, boloñesa, manzana…

2.Con un cortapastas, corta cuadrados de pasta.Pasta fresca casera  3.Pinta la masa con huevo batido.

4.Pon una cucharadita de relleno sobre la mitad de los trozos de pasta, dejando un margen de un centímetro más o menos.

5.Pon un trozo de pasta sin relleno encima y presiona bien los márgenes para que se unan.Pasta fresca casera  6.Corta los ravioli con el cortapastas.

Puedes preparar esta pasta igual que los tallarines, cociéndolos durante un minuto más y sirviéndolos con una salsa de nata o un poco de aceite de oliva y queso rallado.

Como puedes ver, preparar pasta es mucho más sencillo de lo que parece, y para empezar, no necesitas más que huevos, harina y un rodillo. Te gustará tanto la experiencia, que no tardarás en convertirte en toda una maestra de la pasta casera.

Visto 1708 veces
Emma

Emma

Más artículos en esta categoría: « Donuts caseros Pollo al curry »