¿Cuál es el origen del carnaval?

Valora este artículo
(3 votos)
Enviar a meneame.net
Compartir por Email

¿Cuál es el origen del carnaval?

El carnaval es sinónimo de diversión, máscaras y dulces, una fiesta que se celebra en todo el mundo y es cada vez más popular. ¿Te has preguntado alguna vez cuál es el origen del carnaval?

Muchas de las fiestas de tradición cristiana provienen de antiguas costumbres paganas. El carnaval es una de ellas, y son muchas las teorías que sitúan el origen del carnaval mucho antes del nacimiento del cristianismo.

El carnaval, una fiesta con más de 5000 años

Grabado sumerio de fiesta de disfraces

Aunque es difícil ubicar exactamente su inicio, algunos historiadores insisten en que estas celebraciones tienen su origen en antiguas fiestas sumerias que se celebraban hace más de 5000 años.

Para otros, el origen del carnaval se encontraría en las conmemoraciones que se realizaban en honor a Osiris y el buey Apis, representantes de la abundancia en el antiguo Egipto.

En todo caso, parece que la cercanía de la primavera marcaba este tipo de celebraciones, que despedían los rigores del invierno, vaciando la despensa con el fin de volver a llenarla con las primeras cosechas y matanzas.

El origen romano del carnaval

La Juventud de Baco, de Bouguereau

Es mucho más fácil encontrar las huellas del carnaval en el Imperio Romano. Concretamente en las Carnarias, Saturnales y Bacanales que se celebraban en la antigua Roma.

En estas celebraciones invernales en honor a Carna, ninfa de las habas; Baco, dios del vino; y Saturno, dios protector de las cosechas, amos y esclavos disfrutaban por igual de las comilonas, danzas y juegos que se organizaban a lo largo de varios días.

Otro de los dioses homenajeados en estas fiestas era Momo, dios de la locura y la burla. Su principal ocupación en el Olimpo era divertir al resto de los dioses, con bromas, imitaciones divertidas y disfraces.

El carnaval y el cristianismo

Ilustración antigua del Carnaval Romano

Con la llegada del cristianismo, muchas costumbres se incorporaron a las tradiciones cristianas. En el caso del carnaval, y tras múltiples intentos fallidos de erradicarlo, la Iglesia Católica terminó por establecer estas fiestas al inicio de la Cuaresma y al fin de la Epifanía, cerrando el ciclo de la Navidad.

Con el fin de prepararse para la Cuaresma, una época de ayuno y recogimiento, el carnaval se celebra con bailes, disfraces y abundantes comidas donde el ingrediente principal suele ser la carne y los dulces.

De hecho, las palabras carnaval y carnestolendas proceden de los términos latinos Carne Levare y Carnes Tollendas, que comparten un mismo significado: retirar la carne. La vieja costumbre de vaciar las despensas dejará el hogar libre de tentaciones en lo que se conocerá a partir de entonces como “lunes limpio”.

Las máscaras y disfraces, otra de las tradiciones de esta época, se consolidaron tras la peste negra en la Edad Media, donde eran muy populares las farsas callejeras y las representaciones litúrgicas.

El carnaval y el Mardi Gras

En Francia, el carnaval ha perdido sus connotaciones cristianas y se ha limitado al denominado “Mardi Gras”, literalmente, Martes graso.

Buñuelos típicos del carnaval en Francia

Este Martes de Carnaval es conocido como el día de los buñuelos y crepes, y ha dado origen al Carnaval de Nueva Orleans, en el que son típicos los dulces, los bailes de máscaras y los collares de colores.

En Inglaterra también es costumbre consumir productos grasos como tortitas con tocino o salchichas el Domingo de Carnaval, al que denominan “Meatfare Sunday”, el equivalente en inglés al latino carne levare.

Parece que la diversión y la frugalidad en las comidas son tradiciones milenarias del carnaval, costumbres que se conservan intactas y ganan adeptos cada año. Así que ahora que conoces el origen del carnaval, es el momento de ponerte la máscara y lanzarte a los placeres de la carne, porque sólo durante unos días, todo está permitido.

Visto 1628 veces
Nora

Nora