El bebé a los nueve meses

Valora este artículo
(1 Voto)
Enviar a meneame.net
Compartir por Email

El bebé a los 9 meses

El bebé a los 9 meses ya es mucho más autónomo y despierto. Es un gran explorador. Todo llamará su atención. Cada vez interactúa más contigo y disfruta mucho más de los juegos. Hoy te explicamos cómo es un bebé a los nueve meses. 

Desarrollo del bebé a los nueve meses.

Te escucha atentamente como si pudiese entender todo lo que le dices, y, si no lo ha hecho ya, dirá pronto sus primeras palabras. Posiblemente ya diga algo más que "papá" y "mamá", o quizás sólo señale con el dedo insistentemente cuando quiere algo, pero está pendiente de todo lo que ocurre.

El bebé ha descubierto su entorno y todo lo que le rodea le fascina. Le encanta jugar mientras está sentado y se entretiene con casi cualquier cosa. Imita tus gestos mientras te observa y busca tu atención. Ya puede distinguirte de los demás, y a papá, a los abuelos, reaccionando de manera diferente con cada uno de vosotros.

Gatea por toda la casa y seguramente haya empezado a mantenerse de pie sujetándose a los muebles. Ha llegado la hora de proteger esquinas y enchufes, guardar medicamentos y asegurar balcones y ventanas, porque querrá inspeccionarlo todo.

Estimulación del bebé a los nueve meses.

Es el mejor momento para potenciar la estimulación del bebé ya que está mucho más receptivo y le encantará jugar contigo. La mayoría de los juguetes para bebés de nueve meses que encontrarás en el mercado están diseñados para estimular sus sentidos, pero tú puedes ser su mejor juguete:El bebé a los nueve meses

  1. Cántale y ponle música: estimularás su oído mientras le enseñas a hablar, a cantar, a escuchar, a memorizar, a pensar y razonar, y además reforzaréis vuestros lazos afectivos.
  2. Salid juntos al parque, a la compra y a pasear: no hay mejor estímulo para tu bebé que salir de paseo, ya que todo es nuevo para él.
  3. Muéstrale las cosas de manera sencilla y háblale despacio como lo harías con un adulto.
  4. Disfruta del momento del baño de tu bebé. Hazte con una silla para bañera para que pueda jugar tranquilamente en la bañera y acompáñalo en sus juegos con historias fantásticas que fomenten su imaginación.
  5. Leed cuentos. Son geniales para estimular sus sentidos, pero también su imaginación y su comprensión.

Nuevos retos

Es momento de darle libertad para que aprenda y desarrolle su personalidad, pero también debes comenzar a fijar límites, ya que la curiosidad del bebé a los nueve meses puede ser peligrosa.

Debes enseñarle a reconocer el peligro y a obedecer normas, pero no olvides que es sano y lógico que quiera toquetearlo todo. A estas edades, en muchos momentos de frustración, es mejor distraer al bebé con otra cosa de su agrado y dejar el razonamiento para cuando pueda entender lo que queramos explicarle.

También es el momento de los primeros miedos, ya que el vínculo que tiene contigo hará que llore cuando te alejes de él o incluso que se despierte por las noches tras sus primeras pesadillas. El miedo a la separación suele aparecer hacia los nueve meses y no debe angustiarte que llore cuando lo dejes con otras personas: el llanto desaparecerá en poco tiempo y tu bebé seguirá riendo y jugando como siempre.

Nutrición infantil a los nueve meses.

La nutrición infantil es importante durante estos meses, ya que es el momento de comenzar a introducir el huevo, las legumbres, el yogurt, el queso y el pescado en la comida de tu bebé.

Para la merienda, podrás incluir frutas como el melocotón o la fresa. Debes hacerlo poco a poco y seguir las instrucciones de tu pediatra, a quien deberás visitar este mes para la revisión de los 9 meses.

Para enseñarle a comer, debes dejarlo jugar y escoger la comida libremente. Sus dientes ya pueden mordisquear y machacar el pan, la fruta o las verduras crudas.

Sus manos ya son capaces de sujetar la comida con firmeza. Es bueno que pongas la comida de manera diferenciada para que distinga olores, sabores y colores.

Y no olvides que la lactancia materna es el mejor modo de calmar el hambre y las penas de tu bebé, al menos, dos veces al día.

Los horarios del bebé a los nueve meses se parecen cada vez más a los tuyos y eso te permite dormir mejor y disfrutar de más momentos para ti durante sus todavía largas siestas.

Es una buena época para disfrutar de la maternidad, ya que estarás más descansada que hace unos meses, y la libertad de movimientos de tu bebé es mucho mayor.

Por otra parte, el bebé a los nueve meses comienza a ser más autónomo y a entretenerse solo, empieza a juguetear y descubrir todo lo que le rodea, incluida tú. Es el momento de los primeros mimos, los primeros "mamás" y las primeras sonrisas que tu bebé te dedicará de manera exclusiva, así que aprovéchate y disfruta de vuestros momentos juntos.

Visto 1537 veces
Emma

Emma