El biberón: cuándo y cuánto

Valora este artículo
(3 votos)
Enviar a meneame.net
Compartir por Email

El Biberón

Al igual que en la lactancia materna, es muy probable que tengamos dudas sobre qué cantidad de leche debemos dar a nuestro bebé y cada cuánto hacerlo.

La respuesta es muy sencilla: cuando y cuanto el bebé quiera.

Excepto durante los primeros días de vida del recién nacido o por indicación de nuestro pediatra, la alimentación será siempre a demanda. Es decir, debemos alimentarlo cuando el bebé tenga hambre y hasta que se sacie.El biberón: cuándo y cuánto

Cuando quiera

Sus horarios, tan agotadores las primeras semanas, se irán acercando a los nuestros, y las tomas se espaciarán cada vez más.

Hasta entonces, no deberían pasar más de tres horas entre un biberón y el siguiente, ni siquiera durante la noche, al menos hasta que haya transcurrido el primer mes que será cuando podamos dejarlo descansar durante seis horas.

Aprovéchate de las ventajas del biberón y túrnate con tu pareja para poder descansar durante más horas.

Es probable que este ritmo, sobre todo al principio, sea muy irregular. Sin embargo, los bebés que se alimentan con biberón suelen espaciar más sus tomas, ya que la leche preparada se digiere más lentamente que la leche materna.

Cuanto quiera

Cuando optamos por el biberón, podemos saber qué cantidad de leche esta tomando el bebé, algo que con la lactancia materna es muy difícil de calcular.

Esta ventaja no debe llegar a obsesionarnos: tanto si le damos el pecho como el biberón, será nuestro bebé quien marcará la cantidad y la frecuencia de las tomas.

Lo mejor es preparar una ración generosa siguiendo las indicaciones, según el peso y la edad del bebé. No lo fuerces a tomar más leche si no quiere: cada bebé es diferente y será él quien marque el ritmo de su alimentación según sus gustos o necesidades.

No dejes que se quede con hambre: si vacía el biberón, ha llegado la hora de aumentarle la cantidad de leche en cada toma.

La proporción de agua y leche viene indicada por el fabricante en los envases. Suele ser de un cacito de leche por cada 30 cl de agua.

Un bebe alimentado con biberón suele tomar más cantidad de leche que un bebé que toma pecho, ya que accede a la comida de manera mas cómoda y tienden a comer más.

No te preocupes si tu bebé no toma la cantidad recomendada para su edad o peso. Es posible que necesite más o menos cantidad en más o menos tomas. Recuerda que la única manera de saber que tu bebé se está alimentando correctamente son la báscula y tu pediatra.

Y no olvides que los gustos y necesidades de cada bebé en cúando y cuánto tomar el biberón son únicos y que pronto conocerás a la perfección los del tuyo.

 

Visto 3941 veces
Emma

Emma

Más artículos en esta categoría: El bebé a los seis meses »