Conoce los reflejos instintivos de tu bebé

Valora este artículo
(1 Voto)
Enviar a meneame.net
Compartir por Email

Conoce los reflejos instintivos de tu bebé

Cuando tu bebé nace, no puede valerse por sí mismo. Mientras tanto, sus reflejos instintivos mantienen sus funciones vitales y le ayudan a adaptarse poco a poco al mundo que le rodea.

Los reflejos del recién nacido son fundamentales para su supervivencia y su desarrollo durante los primeros meses. Algunos desaparecen y otros permanecerán durante toda su vida, pero todos sus reflejos instintivos son igualmente importantes para la correcta evolución de su sistema nervioso.

De hecho, cuando tu bebé nace, sus reflejos son las primeras comprobaciones que hace tu pediatra para confirmar que todo marcha bien. Hoy te hablaremos de los más importantes:

Posición de separación y flexión

¿Te has fijado que todos los bebés recién nacidos tienen la misma postura? Cuando están boca arriba, sus brazos y piernas están flexionados, como pequeños boxeadores en miniatura, y cuando están boca abajo, parecen pequeñas ranitas.

Nada más nacer, tu pequeño es incapaz de controlar sus músculos y luchar contra la fuerza de la gravedad. Para ello, sus extremidades se colocan automáticamente del modo más adecuado para que se desarrollen, especialmente la cadera y los hombros.

Por eso, es tan importante no alterar esta postura de manera artificial, con pañales excesivamente aparatosos o cojines, ya que así tu bebé ahorra esfuerzos mientras su anatomía se prepara para funciones esenciales como el sostén, la locomoción o el apoyo.

Movimientos espontáneos

Mientras esté despierto y durante las primeras 6 semanas, todos los movimientos de tu bebé serán involuntarios. Del mismo modo que la posición, estos movimientos espontáneos son fundamentales para su desarrollo.

Para evitar que el desarrollo del bebé se produzca de manera irregular y existan carencias, lo más conveniente es cambiarle de postura con frecuencia y evitar que pase demasiado tiempo boca arriba.

Reflejos de las extremidades

La evolución del sistema nervioso central determina los reflejos del recién nacido, por lo que muchos de ellos se desarrollan durante el embarazo y otros no aparecen hasta que han pasado semanas o incluso meses.

Como verás, estos reflejos instintivos son esenciales para la supervivencia y el desarrollo del bebé:

  1. Reacciones automáticas. Cuando está boca abajo, el recién nacido levanta la cabeza hacia un lado o el otro para dejar libres la boca y las vías respiratorias.
  2. Instinto de succión. Este es uno de los reflejos del recién nacido más importantes para su desarrollo, puesto que es el que le permite alimentarse.
    Si le metes un dedo en la boca, lo succionará con fuerza prácticamente desde que nace, puesto que es un reflejo que se desarrolla hacia el final del embarazo. Este instinto también puede despertarse poniendo la piel del recién nacido en contacto con la de su madre, una técnica muy útil en bebés prematuros.
  3. Instinto de búsqueda. Este reflejo del bebé está directamente ligado al instinto de succión: si le tocas a un lado de la boca, se girará hacia ese lado con la intención de alimentarse.
  4. Movimientos ambulatorios. Desde el nacimiento y hasta las 3 o 6 semanas, si sujetas a tu bebé erguido con los pies sobre el suelo, dará pequeños pasos.
  5. Reflejo posicional laberíntico. A partir de la primera o segunda semana de vida, el bebé buscará la vertical tanto si está boca abajo como si cambia de postura.
  6. Reflejo de Moro. Si le sujetas sobre tu brazo, con su cabeza en tu mano, al bajar el brazo tu bebé abrirá las manos y los brazos como si quisiese abrazarse a algo. Este reflejo instintivo desaparecerá hacia el cuarto mes de vida.
  7. Reflejo prensil de las manos. Si pones tus dedos sobre las palmas de sus manos, tu pequeño las cerrará con tanta fuerza que serás capaz de levantarle sin que se suelte. Este reflejo del recién nacido también desaparece cuando cumple los 4 meses.
  8. Reflejo prensil de los pies. Cuando presionas las plantas de los pies de tu bebé en la zona de los pulgares, todos los demás dedos se contraen mientras mantienes la presión. Cuando comience a ponerse en pie y caminar, este reflejo del bebé también desaparecerá, aproximadamente cuando cumpla el año de edad.
  9. Reflejo espinal. Pon a tu bebé boca abajo. Si estimulas su espalda, verás cómo su columna se tuerce hacia ese lado, y lo mismo ocurre en el lado contrario.
  10. Reflejo Babinski. Verás a menudo a tu pediatra hacer a tu hijo esta prueba: pasará un objeto por la planta de su pie y verá cómo sus dedos se abren en forma de abanico. Este reflejo también suele desaparecer hacia el año.
  11. Reflejo cervical tónico-asimétrico. Hasta los 4 meses, cuando tu bebé gire su cabeza hacia un lado, extenderá el brazo y la pierna de ese lado mientras flexiona los miembros del lado contrario.
  12. Reflejo de Landau. Durante su primer año de vida, tu pequeño tiende a levantar la cabeza cuando lo sujetas por las caderas como si fuese a echar a volar. Hacia los 6 meses levantará también las piernas y la pelvis además de la cabeza. Este reflejo del recién nacido desaparece hacia el primer año.
  13. Prueba de la tracción. Hasta los 3 meses, el bebé no podrá sujetar su cabeza: cuando está boca arriba y lo levantas por las manos, su cabeza queda suspendida hacia atrás.
  14. Disposición a saltar. Hacia los 4 y hasta los 7 meses, si dejas caer con rapidez a tu bebé sobre un cojín, extenderá los brazos y se apoyará en él con las manos abiertas.

Los reflejos del recién nacido son un claro indicador de su desarrollo y evolución, también de sus capacidades. Estos reflejos instintivos son, además, fundamentales para superar sus primeros meses de vida, por lo que muchos desaparecen cuando ya no los necesita. Por este motivo, observar los cambios en sus reflejos primarios te resultará especialmente útil para saber cómo progresa y se desarrolla tu bebé.

Visto 1800 veces
Emma

Emma

Más artículos en esta categoría: « El bebé de 24 meses