Quiero ser una mujer emprendedora

Valora este artículo
(6 votos)
Enviar a meneame.net
Compartir por Email

Quiero ser una mujer emprendedora

El panorama laboral, en estos momentos, hace muy difícil el acceso a un puesto de trabajo. Si tienes una habilidad especial y ganas de trabajar, quizás te hayas planteado crear tu propia empresa. Toma nota de todos los requisitos y ayudas de que dispones para ser una mujer emprendedora.

Quizás haya llegado la hora de cumplir tu sueño, o el momento de establecerte por tu cuenta haciendo lo que mejor sabes hacer, o quizás estés harta de buscar trabajo sin resultados.

Sea cual sea tu motivación, debes saber que ser mujer emprendedora no es fácil, pero hay muchos recursos que pueden ayudarte a triunfar en tu nueva aventura.

Estas son algunas de las ayudas, subvenciones, cursos de formación y consejos que te resultarán útiles para saber cómo crear una empresa.

Consejos para mujeres emprendedoras

Ser mujer emprendedora tiene muchas ventajas: serás tu propia jefa, tomarás tus propias decisiones y podrás organizarte a tu gusto. No cabe duda de que tiene también sus inconvenientes, principalmente riesgos, tiempo y preocupaciones.

Sin embargo, las mujeres estamos especialmente capacitadas para emprender, ya que disponemos de muchas de las cualidades mejor valoradas para lograr el éxito en una empresa, y las ponemos en práctica día a día en el hogar.

La gestión, organización y excelencia en el trato son nuestra especialidad, somos efectivas y tenaces, y no hay quien nos gane resolviendo problemas.

Si pones todo tu empeño, le sumas un poco de sentido común y tomas nota de estos consejos, tendrás muchas más posibilidades de triunfar en tu negocio:

  1. Sé sensata y no te dejes llevar por los impulsos:
    •    Antes de empezar, asesórate bien. En E-Empresarias encontrarás información muy útil sobre cómo crear una empresa: asesoramiento, ayudas y subvenciones para emprendedores, documentación, seminarios…
    •    Realiza un estudio de mercado y viabilidad de tu negocio. En la web del Instituto de la Mujer dispones de un simulador para enfocar mejor tu empresa a sus objetivos reales.
  2. La formación es esencial, y te dará más armas para gestionarte de manera eficaz. En Cursos Femxa encontrarás cursos para emprendedores online, sea cual sea tu sector, que podrás realizar desde tu propia casa o negocio, totalmente subvencionados. En IPYME , también encontrarás ayuda para formarte.
  3. No te atasques, evoluciona. Los negocios, especialmente al principio, pueden tardar en dar resultados. Aprende de tus errores y aplica soluciones específicas para cada problema. Cuida a tus clientes y mantente al día de la competencia y las novedades del sector.
  4. Prohibido rendirse. Prepárate para trabajar duro e invertir horas y horas en tu negocio. Recuerda qué te llevó a emprender y busca ayuda siempre que la necesites.
  5. Utiliza todos los recursos de que dispongas, desde la familia y amigos hasta internet: para buscar clientes, para promocionar tu empresa, para formarte, para hacer gestiones administrativas…

Financiación a tu medida

Por muy pequeña que sea la inversión que necesites, siempre puedes encontrar un modo de conseguirla:

  1. Capitalización del paro. Si eres mujer emprendedora, te alegrará saber que puedes utilizar el 100% de tu prestación por desempleo para crear tu empresa.
    Debes solicitarlo antes de darte de alta en tu nueva actividad. Puedes utilizarlo para pagar cuotas de autónomo, invertir en tu negocio, cubrir gastos de constitución de una nueva sociedad, adquirir servicios de asesoramiento, formación e información. Puedes consultarlo en la web del SEPE.
  2. Microcréditos para mujeres. FIDEM es pionera en este tipo de financiación en nuestro país, con créditos de hasta 15.000€, que se devuelven en 6 años y medio, a un interés fijo del 5%.
    El ICO también tiene financiación para emprendedores, al mismo interés, con un máximo de 25.000€ que se devuelven entre 3 y 5 años después.
    La Caixa, BBK y las Cajas de Ahorro recientemente saneadas también disponen de estos microcréditos para mujeres.
  3. Patrocinadores. Si tienes un proyecto innovador, cada vez son más las grandes empresas que patrocinan a emprendedores. Vodafone o Google son algunas de ellas.
    Las cámaras de Comercio, Comunidades Autónomas y otras instituciones también suelen convocar ayudas y cursos para emprendedores.
    Acércate a tu ayuntamiento; seguramente tendrán un servicio de dinamización con asesoramiento y apoyo donde tramitarán tus subvenciones y te ayudarán con el proyecto.
  4. Crowdfunding. Es un modo innovador de impulsar tu proyecto, especialmente si tienes una idea original o gozas de popularidad en las redes sociales.
    Se trata de un sistema de financiación mediante mecenazgo: presentas tu proyecto en internet y los mecenas invierten pequeñas cantidades en él a cambio de contraprestaciones, servicios o simplemente satisfacción personal.
    El proceso es totalmente transparente y tiene un límite de 3000€ por proyecto y 6000€ por plataforma.
    Verkami está especializado en proyectos artísticos, Fromlab en inventos y creaciones, Kuabol en proyectos audiovisuales, Lánzanos para todo tipo de proyectos…

Ayudas y subvenciones para mujeres emprendedoras

Cada Comunidad Autónoma convoca anualmente ayudas para emprendedores que consisten en bonificaciones para los gastos de tu nueva empresa, tanto para acondicionar un local como para contratar empleados.

En la web del Ministerio de Industria puedes consultar las ayudas y subvenciones para autónomos, cursos para emprendedores, requisitos para recibir las ayudas y asesoramiento sobre gestiones. También te resultará muy útil para saber cómo crear una empresa, saber cuáles son los pasos, trámites y requisitos necesarios, e incluso para elaborar tu propio plan de empresa.

Algunas de las mejoras del Plan de emprendedores pueden ser también un aliciente para lanzarte a la incierta aventura de ser mujer emprendedora en nuestro país. Algunas de las más relevantes son estas:

  1. Tarifa plana de 50€ para nuevos autónomos. Esta medida, ahora sin límite de edad, consiste en una reducción del 80% de la cuota durante los 6 primeros meses, del 50% en los 6 siguientes y del 30% en los 6 últimos. Así la cuota se reduce a 53,07€, 131,36€ y 183,55€.
  2. Tarifa plana de 100€ para contratación de empleados. Con el fin de incentivar la contratación indefinida, esta bonificación reduce la cuota de la seguridad social a 50€ para trabajadores a media jornada, 75€ para jornada inferior al 75%, y 100€ para la jornada completa.
  3. Si haces un contrato indefinido a un joven menor de 30 años, tendrás una reducción del 100% en la cuota de la seguridad social durante el primer año.
  4. Si eres menor de 30 años, podrás compatibilizar tu prestación de desempleo con tu actividad profesional durante 9 meses.
  5. Aplicación del IVA de cajas. Si escoges este medio de pago de IVA, podrás evitarlo hasta que cobres tus facturas.
  6. Con la figura del “Emprendedor de responsabilidad limitada”, tus propiedades estarán mejor protegidas ante las eventualidades del negocio.

Por último, si deseas comercializar tus productos en cualquier Comunidad Autónoma, además de la tuya, tu licencia será válida para todo el territorio nacional, lo que ampliará tu mercado y te ahorrará tiempo.

Aunque crear una empresa en nuestro país es mucho más caro, lento y complicado que en la mayoría de los países de la Unión Europea, puedes ver que cada vez son más las facilidades que se ofrecen a las mujeres emprendedoras. Utiliza todos los recursos e incentivos que tienes a tu alcance y estarás mucho más capacitada para lograr el éxito de tu negocio. ¡Buena suerte!

Visto 1769 veces
Sara

Sara