Todo sobre el tamaño de los senos

Valora este artículo
(1 Voto)
Enviar a meneame.net
Compartir por Email

Todo sobre el tamaño de los senos

¿Sabías que la mayoría de las mujeres no conoce su talla de sujetador, que más de la mitad no está satisfecha con el tamaño de sus senos y que el principal motivo de las madres primerizas para rechazar la lactancia natural es el miedo a que su pecho se deteriore? Hoy acabaremos con muchos falsos mitos sobre el tamaño de los senos.

Los senos son uno de los símbolos de la feminidad con más carga erótica de tu cuerpo. Marcaron el inicio de tu adolescencia, son tu principal arma de seducción, el símbolo absoluto de la maternidad y también una fuente importante de inseguridades y dudas.

Y es que son también muchos los mitos y leyendas que convierten el pecho femenino en una de las principales inquietudes de las mujeres:

El tamaño importa

A pesar de que lo hayas escuchado muchas veces, multitud de estudios demuestran que el tamaño sí importa. Al menos, a ellos les importa, y mucho.

Es lo primero en que se fijará la gran mayoría de hombres cuando te conozcan y, además, se sienten más atraídos hacia los senos grandes, especialmente si su poder adquisitivo o su nivel cultural es bajo, si tienen buen apetito, si tienen instinto paternal, si son más dominantes… y lo mejor, no te lo pierdas, es que admirar tu escote puede incluso alargar su vida hasta 6 años.

De cualquier forma, el erotismo y la seducción que despiertan los senos no es exclusivo de los hombres, ya que para la mayoría de las mujeres, la estimulación de sus pechos es clave para el éxito de sus relaciones sexuales.

Según el estudio del Doctor Larry Young, profesor de psiquiatría de la Universidad de Emory, esto ocurre porque los circuitos neuronales que estimulan y conectan a la madre con su bebé durante la lactancia no estarían reservados únicamente a ese fin.

Por el contrario, la estimulación de los senos produce la liberación de oxitocina no sólo cuando se produce el amamantamiento, sino también durante los juegos sexuales, así que, chicos: atentos a esta zona tan sensible y llena de terminaciones nerviosas, porque puede ser la clave de vuestra seducción.

Mejor esperar

El tamaño de sus senos es una de las preocupaciones de las mujeres desde la adolescencia. Quizás por eso, las mujeres que quieren realizarse un aumento de mamas son cada vez más jóvenes.

Sin embargo, el crecimiento del pecho empieza en la pubertad, entre los 8 y los 13 años, y no se detiene hasta que han pasado unos 8 o 9 años.

Durante el embarazo aumenta su tamaño considerablemente, y tras el fin de la lactancia aún tardará un tiempo en alcanzar su tamaño definitivo.

Los cambios hormonales, los aumentos y pérdidas de peso y el ejercicio físico también pueden alterar el tamaño de tus senos, por lo que el consejo de los especialistas al respecto es que las mujeres esperen al menos hasta los 20 años antes de considerar la opción del aumento de mamas.

Y si, a pesar de no estar contenta con el tamaño de tus senos, tampoco te apetece pasar por quirófano, échale un vistazo a nuestros consejos para lucir un escote de escándalo y tómatelo con calma, porque la buena noticia es que la media de copa de sujetador ha aumentado 2 tallas en los últimos 20 años.

No hay dos iguales

Del mismo modo que con el resto de tu cuerpo, tus senos presentan diferencias de tamaño, a veces más sutiles que otras, pero perfectamente normales y comunes al resto de las mujeres del planeta.

De hecho, el 80% de las mujeres presenta leves diferencias en sus pechos o pezones, y el 50%  admite que su pecho izquierdo es mayor que el derecho. De cualquier modo, si en tu caso la diferencia es muy notable, no dudes en acudir a tu especialista, ya que la asimetría puede corregirse con sencillos tratamientos que sólo incluyen la cirugía en los casos más extremos.

El milagro del sujetador

Desde que el sujetador nació en el año 300 antes de Cristo, no cabe duda de que se ha convertido en el principal aliado de los senos de millones de mujeres en todo el mundo. Sin embargo, es curioso que la mayoría de ellas no sepan calcular correctamente su talla.

Para que los sujetadores se ajusten perfectamente a tu cuerpo, es fundamentar escogerlos teniendo en cuenta no sólo el tamaño de tus pechos, sino también el tamaño de tu tórax. Por eso, constan de 2 partes:Todo sobre el tamaño de los senos

  1. Mide tu pecho justo por debajo de los senos: ésta será la medida del contorno (A).
  2. Toma la medida a la altura de los pezones para determinar el tamaño de la copa del sujetador (B).
  3. Cruza ambas medidas para hallar tu talla ideal, que consta de una letra y un número. Así evitarás los indeseables pellizcos, michelines o rozaduras.

Además, los sujetadores han evolucionado tanto durante las últimas décadas, que es muy sencillo encontrar el más adecuado para realzar tus senos: para aumentarlos o reducirlos, para mantenerse sujetos mientras haces deporte o sales de fiesta, para que no se note que lo llevas… Ya no tienes excusa para lucir todos tus encantos en su máximo esplendor y sentirte aún más bella por dentro.

Visto 1179 veces
Sara

Sara