¡No más piojos!

Valora este artículo
(3 votos)
Enviar a meneame.net
Compartir por Email

Piojos en niños

Los piojos en niños es uno de los problemas más frecuentes entre los 3 y los 12 años. Suelen llegar con la primavera, pero también con la vuelta al cole. Son molestos y muy contagiosos, pero desaparecerán rápido si sabemos cómo enfrentarnos a ellos.

Qué son

Los piojos son insectos parásitos que, aunque no saltan, son muy contagiosos por contacto. Por eso, son mucho más comunes en la edad escolar.

Los piojos depositan sus huevos, conocidos como liendres, en la base del cabello, donde la temperatura es ideal para su eclosión. No sólo se alimentan de sangre, también de restos de cuero cabelludo, plumas o secreciones sebáceas. Su saliva suele provocar irritación y picor en la piel.

Cómo detectarlos

A menudo el picor y el cosquilleo son el mejor indicador de la presencia de los piojos en los niños. Sin embargo, no todos los niños son igualmente sensibles a la saliva del piojo, y pueden pasar semanas entre la puesta de los huevos (liendres) y la aparición de los piojos en el pelo de nuestros hijos.Piojos en niños

Por eso, el mejor modo de detectar los piojos en niños es utilizar una liendrera con frecuencia. Una liendrera es un peine con púas de metal o plástico muy finas y con apenas espacio entre sí, lo que hará que estos parásitos se depositen entre ellas y podamos localizar su presencia.

Bastará con pasarla de vez en cuando, pegada a la raíz del pelo de la nuca para comprobar si hay liendres (pequeñas bolitas color crema o marrón, con un aspecto más pegajoso que el de la caspa).

Cómo tratarlos

Si ya hemos comprobado la existencia de piojos en los niños, lo mejor será deshacerse de ellos cuanto antes. Lo mejor es utilizar un tratamiento específico para:

  1. Eliminar los piojos: con un champú, espuma, spray o loción especial.
  2. Eliminar las liendres: aplicamos una loción o acondicionador que destruye su capa protectora y hace que se despeguen más fácilmente.
  3. Retirar las liendres: con una liendrera, repasando bien en orden y con cuidado.
  4. Repetir el tratamiento contra los piojos y liendres una semana después.
  5. Proteger y controlar: con champús o sprays antipiojos, y pasando la liendrera para comprobar que hemos eliminado la plaga totalmente.

¡No más piojos!Sigue las instrucciones del fabricante al pie de la letra para garantizar que el tratamiento sea efectivo. Ten en cuenta que estos productos contienen sustancias químicas para matar piojos y liendres: aplicarlo durante más tiempo del recomendado podría resultar nocivo y no aumenta sus efectividad.

Es fundamental revisar y tratar a todos los miembros de la familia. También, lavar a 40º toda la ropa de cama, gorras, bufandas y chaquetas con las que haya estado en contacto el niño. Igualmente importante es avisar al colegio para evitar el contagio en más niños.

Por qué aparecen

Es difícil saber por qué aparecen los piojos en niños. Como para la mayoría de los insectos, el calor y la humedad son su medio ideal, así que su propagación es más común en estas condiciones.

Aunque habitualmente los piojos se asocian a la falta de higiene, lo cierto es que estos parásitos afectan por igual a todos los niños. Sólo parecen tener una preferencia: el ph bajo de la piel, por eso unos niños los sufrirán más que otros.

Cómo prevenirlos

Piojos en niñosLos piojos están presentes a nuestro alrededor y es muy común padecer este problema más de una vez durante la edad escolar.

Sin embargo, la higiene es muy importante para minimizar la aparición de piojos en niños. Más que prevenirlos, podremos evitar su contagio:

  1. Lavando la ropa de cama con regularidad.
  2. Evitando que los niños se pongan sombreros, bufandas, pañuelos o gorras de otros niños; lavando estas prendas con asiduidad; evitando el  contacto con el suelo.
  3. Limpiando con regularidad los cepillos, peines, pinzas y demás enseres para el pelo.
  4. Recogiendo el pelo en una coleta o cubriéndolo con un pañuelo, especialmente cuando juegan en el campo.
  5. Pasando la liendrera a menudo.
  6. Utilizando un spray protector contra los piojos.

Remedios naturales para prevenir y tratar los piojos

Los aceites esenciales y los remedios naturales pueden resultar igualmente efectivos para eliminar piojos y liendres, incluso para prevenir su aparición:¡No más piojos!

  1. Elimina los piojos: por la noche empapa la cabeza del niño en aceite de oliva y cúbrela con un gorro de ducha. Pasa la liendrera por la mañana para eliminar los piojos.
  2. Añade unas gotas de aceite esencial de árbol de té a su champú habitual y lávale bien el pelo.
  3. Elimina las liendres: añade un chorro de vinagre a una jarra de agua templada y empapa bien el cuero cabelludo con ella. Espera unos minutos y pasa la liendrera por el cabello hasta que salga completamente limpia.
  4. Repite estos pasos una semana después para eliminar definitivamente cualquier resto de parásitos.
  5. Utiliza el champú con el aceite esencia de árbol de té para prevenir la aparición de los piojos.

Los potentes efluvios de algunos aceites esenciales son especialmente molestos para los piojos, por lo que puedes usarlos para evitar que vuelvan a poblar las cabezas de tus hijos: lavanda, tomillo, árbol de té, geranio, canela... Escoge el aroma que más te guste, pon una gotita en tu mano y extiéndela por su cuero cabelludo.

Sigue nuestros consejos para mantener a raya a los piojos en niños. Así, conseguirás que tus hijos sufran, lo menos posible, con la presencia de estos desagradables inquilinos.

 

Visto 2165 veces
Emma

Emma