Pañales: cuándo retirarlos con éxito

Valora este artículo
(1 Voto)
Enviar a meneame.net
Compartir por Email

Para que tu hijo deje de usar los pañales con éxito, es necesario seguir unos sencillos pasos. Te evitarás más de un disgusto. Hacerlo sin seguir un plan o no saber cómo hacerlo, puede llevarte a la desesperación y hacer más largo y difícil el proceso.

Lo primero que debes hacer para retirar los pañales es asegurarte de que tu hijo esté listo para hacerlo.

Aunque es aconsejable hacerlo antes de los tres años, para que vaya al colegio sin pañales, cada niño es diferente y es importante que no nos precipitemos.

Tu hijo estará preparado para dejar el pañal cuando comience a controlar sus esfínteres. En algunos niños esto sucede antes y en otros después: es su cuerpo y su ritmo de crecimiento quienes deciden ese momento.

Sin embargo, eso no quiere decir que no puedas enseñarle a darse cuenta de que tiene ganas de ir al baño y a aprender a hacerlo solo, sin que tengas que recordárselo:

  1. Explícale el proceso y cómo debe hacerlo. Puedes usar juegos interactivos o videos infantiles. Muéstrale cómo vais tú y tu pareja al baño, cómo limpiarse o cómo tirar de la cisterna. Estas pequeñas acciones harán que se familiarice con el proceso y que le sea más fácil dejar los pañales.
  2. Puedes ponerle un pequeño inodoro en el baño. Algunos tienen diseños y sonidos divertidos. Los adaptadores de plástico son más económicos. Ponle un taburete pequeño para que le sea más fácil subirse.
  3. Ayúdale a desarrollar su independencia. Es probable ya sea el momento en que quiera hacerlo todo el solo. Explícale que es muy importante para hacerse mayor, y hazle ver lo orgullosa que estás de él. Acompáñalo para asegurarte de que lo hace correctamente, pero no lo agobies ni lo persigas.
  4. Usa pañales de entrenamiento o de baño. Así no necesitará tu ayuda y evitarás que se moje la ropa si tiene algún escape, más frecuentes los primeros días. Ponle calzoncillos o bragas, en vez de bodys, y pantalones de goma que le sean fáciles de bajar y subir.
  5. Utiliza una alarma o temporizador cada cincuenta minutos. Acompáñalo al baño y explícale que es la hora de hacer pis. El primer día puedes ayudarle a desnudarse, sentarse, limpiarse... Pronto verás que sus pañales de entrenamiento están limpios: es el momento de retirarlos y esperar los inevitables "accidentes".
  6. No le riñas ni te desesperes. Los accidentes son eso, accidentes, y pronto desaparecerán por completo. Celebra con él cada triunfo y explícale con paciencia que no deben repetirse.
  7. Aprovecha el verano sólo si tu hijo parece estar preparado. Al llevar menos ropa le será más cómodo ir al baño.

Retirar los pañales es un proceso natural y no tiene por qué resultar difícil. Dispones de muchos productos que durante esta etapa te ayudarán a hacerlo, como las toallitas húmedas para el wc, los pañales de entrenamiento o los pañales de noche. Aprovéchate de sus ventajas y ya verás cómo, en poco tiempo, desaparecerán de vuestras vidas los pañales.

Visto 1686 veces
Emma

Emma