Cómo afrontar un divorcio con hijos

Valora este artículo
(1 Voto)
Enviar a meneame.net
Compartir por Email

Cómo afrontar un divorcio con hijos

Los modelos de familia han cambiado sustancialmente a lo largo de los últimos años. Enfrentarse a un divorcio o separación sigue siendo difícil para todos, especialmente para los niños, a los que les resulta mucho más complicado asimilar las emociones que surgen en esos momentos.

El divorcio en la familia suele generar problemas con los niños. Es inevitable que los más pequeños de la casa perciban la tensión desde que empiezan los conflictos, durante el proceso de divorcio o separación y mientras se adaptan a la nueva situación, algo que suele tardar en ocurrir.

Ellos carecen de capacidad de decisión en nuestros problemas, pero sufren sus consecuencias en primera persona.

Es comprensible que la situación nos desborde, ya que romper un proyecto común, sea por los motivos que sea, es una situación frustrante y descorazonadora para todos los miembros de la familia. Debemos priorizar nuestros objetivos y prestar atención a sus necesidades para poder saber cómo ayudar a los niños a asumir y adaptarse a una situación nueva y, a menudo, complicada.

Cómo ayudar a los niños durante el proceso de divorcioCómo afrontar un divorcio con hijos

Háblales de ello claramente, adaptándote a la edad y el carácter de cada niño, pero explicándole que el divorcio o la separación son la mejor solución para esta situación. Cuando se toma una decisión de este tipo casi siempre suele ser definitiva, resultado de una situación irresoluble. Los niños la sufren a lo largo de todo el proceso, aunque no se hayan producido discusiones en su presencia. Son muy sensibles a todo lo que ocurre alrededor y perciben la tensión y el malestar de los que les rodean.

Contesta a sus preguntas de manera positiva y clara. Es importante ser paciente y escuchar con atención a los hijos en el divorcio. Seguramente querrán saber si papá y mamá no se quieren, si ya no les quieren a ellos, si el divorcio o la separación se han producido por su culpa... Debemos darles respuestas sencillas y sinceras, pero no es momento de buscar culpables, ya que ese tipo de información ni les favorece ni les interesa.

Es fundamental que entiendan que, a pesar de que la pareja se haya roto tras el divorcio, la familia continúa. Seguramente a su alrededor conozcas otros casos de padres con hijos, madres solteras y otros tipos de familia diferentes a la tradicional. Ponlos como ejemplo para que entiendan que su situación es más habitual de lo que parece y eso les ayude a afrontar los cambios.

Explícale los cambios que sufrirá en su nueva vida. Así le darás tiempo para adaptarse a ellos y eso le dará más seguridad y tranquilidad para afrontar el divorcio.

Entiende los sentimientos y emociones de los niños. Los problemas con los niños suelen surgir durante el período de adaptación, así que es normal que surjan rabietas, enfados, rebeldía, miedos... La comprensión y el diálogo son tus mejores aliados para que el niño asuma la separación sin conflictos.

Los niños no deben verte triste y llorosa. Cuando te sientas decaída aprovecha para mejorar tu relación con ellos y haced cosas juntos. Eso os dará múltiples oportunidades para comunicaros y os ayudará a normalizar la situación.

No olvides que son niños: mantenlos alejados de las discusiones e intenta convertir tus sentimientos negativos en mensajes positivos y tranquilizadores. No les hables mal de su padre ni los uses como mensajeros.Cómo afrontar un divorcio con hijos

Pon a los niños por encima de tus sentimientos y desacuerdos. En un divorcio la comunicación con la pareja suele hacerse muy difícil, pero el bienestar de los niños es básico y debe quedar por encima de tus prioridades.

Dales tiempo, y dátelo a ti misma. La situación mejorará para todos con paso del tiempo, y os será más fácil ver el lado más positivo y emprender nuevos proyectos juntos.

Sean cuales sean las causas del divorcio y la separación, los niños forman parte de la situación y debemos ayudarles a afrontar sus emociones de manera efectiva, explicándoles, dentro de lo posible, que es la mejor solución para una situación que seguramente a ellos no les resultaba agradable, y que, a pesar de que conlleve muchos cambios para los que necesitarán tiempo, pronto encontrarán de nuevo su lugar tras el divorcio. La familia volverá a ser sinónimo de seguridad, tranquilidad y felicidad.

Visto 2085 veces
Carol

Carol

Más artículos en esta categoría: Cómo gozar de una buena salud emocional »