Afrontar unas Navidades con crisis

Valora este artículo
(2 votos)
Enviar a meneame.net
Compartir por Email

Los regalos de Navidad, las comidas y cenas abundantes, la decoración navideña…, los gastos se multiplican en estas fechas, el dinero no alcanza para todo, y lo que menos te apetece es que tus hijos lo noten. No te preocupes más y sigue leyendo nuestros trucos para afrontar unas Navidades con crisis.

Todos lo hemos notado: la crisis ha cambiado las vidas de muchas familias, y también nuestro modo de enfrentarnos a la vida. En una época como las Navidades, en la que los niños son los protagonistas absolutos, enfrentarnos a los problemas económicos puede resultar todavía más duro.

Mejor todos juntos

Lamentarse o intentar disfrazar la situación no arregla nada, aunque pueda llegar a parecértelo. Afrontar la situación de cara y buscar el apoyo de la familia te dará más fuerzas para encontrar soluciones y evitará que te sientas sola frente a los problemas.

Ya sabemos que es difícil hablar a tus hijos de este tipo de asuntos. Sin embargo, los padres solemos subestimar su capacidad de adaptación y su poder para enfrentarse a las dificultades.

Además, al final los niños siempre acaban enterándose de todo, y es preferible que seas tú quien les exponga la situación para evitar que se hagan una idea equivocada:

  1. Explícales, de manera sencilla, que la realidad ha cambiado, pero hazlo de manera positiva y calmada.
  2. Sustituye el miedo y la incertidumbre por esperanza y nuevos planes de futuro. Haz que se sientan protegidos, pero no les mientas.
  3. Trata de evitar las discusiones o momentos de tensión delante de los niños, sé prudente y evita los dramas.

Te sorprenderá ver cómo toman conciencia de la economía familiar y colaboran o proponen soluciones que, al menos, te arrancarán una sonrisa.

La crisis, momento de oportunidades

Esta crisis nos ha hecho reflexionar mucho en los últimos años. El desempleo, el descenso de los ingresos o la subida de los precios han cambiado nuestro ritmo de vida y nos han hecho más responsables, más ahorradores y más conscientes.

La crisis, muy lejos de amargarte, puede suponer una oportunidad para disfrutar de unas Navidades especiales gozando de su espíritu más genuino:

  1. No hace falta mucho dinero para adornar tu casa en Navidad si recicláis con imaginación. Tus adornos navideños serán únicos si los hacéis en familia.
  2. Hay muchas actividades gratuitas cerca de tu casa para disfrutar de unas Navidades con niños: talleres gratuitos, cursos, teatro, coros…
  3. ¿Has visto cuánto se desperdiciaba antes en las comidas y cenas de Navidad? Es el momento de cambiar tu vajilla de enormes platos y copas por una más pequeña, que hará que sobre menos comida y os sintáis más satisfechos.
  4. Un menú delicioso no tiene por qué ser caro. Busca recetas económicas que os gusten a todos y elaboradlas juntos. Los productos de temporada más típicos de tu región también pueden suponer un viaje a vuestra infancia mientras abaratan la cesta de la compra.

En Navidad, regalos para todos

A pesar de la crisis, en una Navidad con niños los regalos son imprescindibles:

  1. Sé previsora y compra tus regalos con antelación. Si los ves más baratos, siempre puedes rectificar.
  2. Los mejores regalos no son materiales: elabora cajas de experiencias con sus actividades familiares favoritas, como un paseo por el parque, una excursión, una tarde de cine…
  3. Si les hace falta ropa, no te cortes y díselo al resto de la familia, se sentirán mejor sabiendo que aciertan con el regalo.
  4. Elaborar vuestros propios obsequios o jugar al amigo invisible también puede ser muy divertido para ahorrar algo de dinero.
  5. Enséñale a tus pequeños cuál es el verdadero sentido de la Navidad y explícales que este año recibirán menos juguetes. Saber qué ocurrirá evitará desilusiones.

El desempleo y los problemas económicos provocan momentos difíciles, pero tu actitud es más importante de lo que parece. Si le pones un poco de imaginación y alegría a estas fechas, tu familia vivirá unas Navidades especiales a pesar de la crisis.

Visto 2271 veces
Carol

Carol

Más artículos en esta categoría: « Amigo imaginario El estrés infantil »